Setiembre de 2009

 

NATIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

Natividad de María

Queridísimo día, lleno de tantos queridos recuerdos… Pienso en mi dulce pequeña Mamita… y le ruego:

“Salve, María, templo de la Trinidad, instrumento de infinita piedad. Salve, María, celestial árbol que da fruto, del cual Cristo se hizo carne. Salve, María, océano tranquilo de gracia, dispensadora de paz, corazón fructuoso, planta celestial de la cual ha surgido la flor más bella. Tú has engendrado a Cristo con el fuego del amor, con el aceite de la inmaculada virginidad. Nosotras te pedimos que podamos brillar de amor y no ser como baterías descargadas, sino brillar de amor para Dios, para Ti y para nuestro vecino. Oh María, estrella del mar, guía nuestra nave hacia el puerto, llévanos a casa, a nuestra celestial tierra paterna. Amén.

MMCD  8/09/1949.

“… Querida niña, pequeña, grande y grande pequeñina… me postro delante de tu cuna y te reconosco por mi Reina, mi patrona, pero sobre todo por mi Madre… doy gracias a la Divinísima Trinidad por todos los privilegios que te ha concedido, de lo cual me siento en verdad muy contenta, feliz y agradecida como si hubieran sido concedidos a mí misma”.

 MMDC 8/09/1944.

 “Mi pensamiento y mi corazón se dirigen a ti, oh Trinidad Augusta y Te alabo, Te doy gracias por los dones, los privilegios que en tu amor infinito Te has dignado dar en abundancia a mi dulce Mamita. Y Tú, Mamita mía, Tú sabes todo cuanto quisiera decir… tómalo como dicho… y piensa Tú en mí, en nosotras, en todos…”

MMDC  8/09/1951.

Los comentarios están cerrados.